Fracking: La espada de Damocles del olivar.

El fracking amenaza el olivar de Jaén.

En los estudios de la Cadena Ser, charlando y aprendiendo.

El día 23 de marzo de 2013 pasamos una agradable mañana en los estudios de la Cadena Ser de Jaén charlando sobre el fracking con Antonio Estévez, Antonio Tudela y Anunciación Carpio en el programa “Ser Natural” presentado por Mari Carmen de la Torre.

La posible explotación de gas mediante fracking pende sobre el olivar giennense como una gigantesca espada de Damocles que amenaza el futuro de no sólo el sector agrícola, sino que podría llevarse por delante también al sector turístico de la provincia.

Como creo que es ya sabida mi afición a la mitología y a la parábola  a continuación transcribo la leyenda de la espada de Damocles por si hay algún lector que no la conozca o la haya olvidado:

“Cuentan los historiadores que Damocles era un miembro de la corte del rey Dionisio “El Viejo”. Como cortesano que era, pasaba los días adulando a su rey a la vez que envidiaba sus lujos y comodidades.

Al llegar esta actitud a los oídos del rey, éste le propuso intercambiar los papeles por una noche, para que Damocles pudiera experimentar los lujos y maravillas de ser rey, así como su poder.

Para ello se organizó un gran banquete en nombre de Damocles,  que ocupó el lugar del rey y disfrutó del estatus del monarca durante aquella noche.

Feliz estaba Damocles hasta que miró hacia arriba y vio sobre su cabeza una afilada espada que solamente estaba sujeta por una fina crin de caballo. Desde ese momento rehusó a sus aspiraciones de ser rey al percatarse del verdadero precio que tenían sus deseos.”

Bajo mi modesta opinión el camino emprendido en esta provincia en aras de obtener calidad y excelencia en los aceites de oliva, junto con la promoción de su patrimonio artístico y natural para atraer turismo es muy acertado a la vez que sostenible en el tiempo. Eso sí, como todo lo bien hecho, más lento a la hora de mostrar sus beneficios.

Propongo desde aquí seguir trabajando en ese sentido y no dejarnos llevar por los nuevos cantos de sirenas de poderosos lobbies que lo único que pretenden es crear nuevas burbujas que nos pueden llevar a una situación incluso más límite que la que ahora estamos viviendo al estallar la burbuja de la construcción.

No empecemos  a hacernos las cábalas del cuento de la lechera, que todos sabemos como acabó el cántaro. Por eso, al igual que en el cuento recomiendo:

“ No anhelar impacientes el bien futuro: Mira que ni el presente está seguro.”

Aquí os dejo la entrevista por si queréis escucharla. También está en la columna de la derecha.

Salu2.0.

ENTREVISTA EN “SER NATURAL”. 23/03/2013

Olivar y fracking

contaminación del ambiente

Olivares de la comarca de la Loma. En peligro si las explotaciones de gas mediante fracking en la comarca llegan a buen puerto.

English Version

Empezaré este post con una aseveración popular que en este caso nos viene como anillo al dedo: “Éramos pocos y parió la abuela”. Pues sí, este olivar nuestro no gana para sustos. Resulta que la mayor amenaza para el olivar no es ni la expansión de los cultivos en China, ni la producción marroquí, ni los bajos precios, ni la Reforma de la Política Agraria Común.

El principal problema del olivar ya se atisba en el horizonte y es mucho más grave que los antes enumerados. Esta amenaza se llama “fracking” o “fracturación hidráulica”. Por la cuenta que nos trae más nos vale que nos acostumbremos al nombre de la técnica y al nombre de la empresa que pretende ponerlo en marcha: Oil & Gas Capital S.L.

Esta técnica se basa en la extracción de gas natural mediante una perforación, primero vertical y luego horizontal, por la que se inyectan agua y arena a alta presión, junto con hasta 400 sustancias químicas. Éstos pozos llegan a profundidades de entre 2.000 y 3.000 metros, pudiendo llegar a 5.000 metros.

La roca, tipo pizarra, se fractura y permite la liberación del gas natural. Dentro de éstas sustancias que se inyectan, y que en Estados Unidos las empresas han hecho lo imposible para no tener que declararlas, hay según un Informe del Parlamento Europeo, sustancias tóxicas, alergénicas, mutagénicas y carcinogénicas.

Y dirá más de uno:  ¿Cómo afecta esto al olivar?. Pues me explico:

La empresa Oil & Gas Capital S.L. tiene solicitados y concedidos varios permisos previos a la explotación de gas en la provincia mediante ésta técnica.

Me centraré en el caso del acuífero Jurásico de Úbeda, un gigantesco acuífero carbonatado muy fracturado y que cumple todos los requisitos para que todos los impactos negativos que ésta técnica tiene puedan llegar a sufrirse.

Estamos ante un ejemplo “de libro” y que puede ser extensible a acuíferos de toda la provincia y que afecta a las principales zonas productoras de la provincia como son los municipios de Úbeda, Baeza y Villacarrillo entre los municipios más importantes.

La zona de Úbeda se encuentra sobre un gigantesco acuífero, que en su sector confinado ocupa una extensión de 630 Km cuadrados. En éste acuífero hay perforados unos 300 pozos y se riegan con él unas 20.000 hectáreas de olivar. Así mismo sobre él se encuentra otro más pequeño, que recarga al anterior y que se encuentra conectado con él debido a la gran cantidad de pozos que se han excavado.

La empresa Oil & Gas Capital S.L. ha solicitado una serie de permisos en la provincia. De ellos, dos serían los que afectarían a éste acuífero en el extremo suroeste: Ulises 2, que actualmente está vigente e Himilce 3, que está solicitado.

Si se excavaran pozos en éste área y se explotaran mediante fracking el acuífero podría verse seriamente afectado. Pudiendo llegar a contaminarse, a priori y en función de las direcciones de flujo del mismo:

  1. El propio acuífero. Que entre la superficie libre y la confinada alcanza los 880 km cuadrados.
  2. El río Guadalimar. Inequívocamente vinculado al acuífero y salida natural de éste.
  3. El embalse de Giribaile que embalsa al Guadalimar y que está directamente en contacto con el acuífero.
  4. El río Guadalquivir aguas abajo. Como río principal cuyo afluente es el Guadalimar.
  5. La unidad carbonatada de la zona de Beas de Segura. Que según varios autores puede estar conectada con el acuífero.
  6. El acuífero del Mioceno de Úbeda. Sobre la superficie de exploración y comunicado por varios pozos con el acuífero carbonatado más profundo.

Contaminación del acuífero

La contaminación del acuífero sería más que probable debido a la alta permeabilidad de éste, la intensa fracturación a la que está sometido y a la gran profundidad a la que se encuentra. El pozo más profundo que lo explota y del que he tenido noticias llega a los 770 metros.

Además los últimos estudios  realizados tanto con sondeos sísmicos, mecánicos y sondeos eléctricos verticales localizan  una serie de fallas con saltos de entre 30 y 100 metros que afectan al acuífero y a las unidades subyacentes y que pueden llegar a las profundidades a las que se prevee que se realice la explotación por fracking.

Éstas fallas podrían comunicar la zona de explotación altamente contaminada con el acuífero y éste  a su vez con el río Guadalimar, el acuífero Mioceno de Úbeda e incluso con el acuífero del Parque Natural.

Sismicidad

Otro de los efectos perniciosos que se sentiría en esta zona ya de por sí altamente castigada por la sismicidad, sería el incremento de la misma. En la actualidad hay 3 grandes fallas regionales cartografiadas, y parece que aceptadas, amén de las de menor tamaño no cartografiadas. Éstas fallas afectan a los materiales más profundos y con la lubricación que supone la inyección de fluidos podrían reactivarse.

También podría incrementarse la sismicidad por las propias inyecciones, fractura hidraúlica  y explosiones. Además de por los bruscos cambios en los niveles de agua.

Actualmente hay autores que entre las causas desencadenantes de los terremotos identifican como factor muy a tener en cuenta la acción del agua, tanto en el acuífero, las unidades subyacentes y supradyacentes. Este agua podría haber reactivado viejas fallas o haber ocasionado nuevas fracturas.

Otro efecto que podría aumentar la sismicidad en la zona sería la disolución de grandes volúmenes de evaporitas de la unidad geológica existente bajo el acuífero, debido al aporte de las ingentes cantidades de agua necesarias para la explotación que podrían pasar a través de fracturas desde los niveles inferiores y que podrían provocar colapsos o fenómenos diapíricos que intensificarían los terremotos.

Problemática

Nos encontraríamos así con una contaminación que se extendería por gran parte de la provincia debido a la contaminación tanto de aguas superficiales como subterráneas.

Difícilmente podríamos promocionar un olivar y un aceite de oliva regado con aguas altamente contaminadas bajo el epígrafe de calidad y cuyas debilidades ya se encargarían los numerosos competidores de ponerlas de manifiesto. Amén de la publicidad negativa que generaría la contaminación de una de las principales zonas productoras de la provincia.

También se vería perjudicado el nombre de nuestro Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas, si la contaminación lo alcanzara, así como la marca de ” Jaén, paraíso interior” que tanto se promociona.

Si todavía algún defensor queda de esta técnica, decirle que la excusa de los puestos de trabajo aquí  vale para poco porque los pozos tienen una vida media de 5 a 6 años y las empresas para su explotación contratarían presumiblemente a trabajadores ya formados en Texas u Oklahoma, por ejemplo. Dejando al final el territorio inservible para lo que secularmente se ha utilizado.

Desde aquí, aunque poca gente nos lea, animar al sector a que se documente y pida estudios de detalle sobre esta amenaza que se está cerniendo y que organizaciones agrarias como UPA y COAG ya han denunciado. Y a los pueblos afectados por éstos permisos a que sigan el ejemplo de Torreperogil y se declaren “Municipios libres de Fracking”.

Repsol Investigaciones Petrolíferas S.A. ha desistido del permiso de investigación ” Porcuna” que tenía solicitado, tras las alegaciones presentadas por la Casa de Alba por lesionar sus intereses. Por algo será.

Sin embargo el Ayuntamiento de Úbeda, pueblo que vería la totalidad de sus aguas subterráneas afectadas, parece ser que ha desestimado la proposición de declarar el “Municipio libre de fracking” con los votos en contra de los dos partidos mayoritarios.

Esperemos que se den cuenta de su error y que nuestro árbol, que es el árbol sagrado de Atenea, triunfe una vez más y nuestros políticos, aunque sea al ver el nombre de Ulises en los permisos, lo recuerden y no se dejen llevar por los cantos de las sirenas. Nos va el futuro en ello.

P.D. Se agracedece la copia y reproducción por cualquier medio de los posts de este Blog, pero indicando en lugar visible el origen: Blog Aceituna y aceite y su dirección: aceitunayaceite.wordpress.com. Muchas gracias y Salu2.0.