Matrix

Los "amenazados" olivares jiennenses

Los “amenazados” olivares jiennenses

En ésto de los aceites de oliva, como en muchos otros temas de actualidad, vivimos en Matrix. El dilema al que nos enfrentamos es tomar la pastilla roja y abrir los ojos, o tomar la pastilla azul y seguir viviendo en el falso mundo que día a día y hora tras hora nos trasladan los bien aleccionados medios de comunicación tradicionales. Aunque como en Matrix, el programa tiene algunas fisuras y deja entrever la verdad de lo que ocurre a nuestro alrededor.

Viene ésto a cuento, una vez más, por el tema de las amenazas del sector, la sobreproducción, la reconversión del cultivo, la baja rentabilidad (que es cierta, pero no real), etc..

Desde mi punto de vista, los llamados “Mercados” tienen acogotado al agricultor pagándole el producto a precios de ruina y para ello inventan las excusas que he enumerado anteriormente. Erre que erre nos machacan con la sobreproducción y con la amenaza de terceros países para justificar la miseria que se le paga por un producto de primera calidad y de características saludables incontestables y envidiables por el resto de grasas vegetales.

Ya en el post: “Otro cuento chino: ¡Que vienen los chinos!  expliqué razonadamente y con un estudio serio la verdadera amenaza de China, que no es amenaza sino oportunidad, y que el diario El Mundo vendía como el Armageddon del aceite de oliva español.

Hoy en un artículo del Diario Jaén: “Reyes del aceite de oliva”,  se exponen las cifras de producción de aceite de oliva por países y la citada China tiene la increíble y amenazante producción de 29.000 toneladas con una población de 1.360.763.000 personas, frente al 1.800.000 toneladas de España.

Los cultivos del amenazante Portugal, paraíso de Mercadonas y demás, producen 78.000 toneladas, para echarse a temblar, al igual que con las 95.000 toneladas de Marruecos, también buque insignia del hundimiento del aceite andaluz.

Todo el continente americano, con los amenazantes países sudamericanos, produce 60.000 toneladas. La fértil y gran Argentina produce 17.000 toneladas, como todo el Líbano, terrorífico.

Lo más gracioso de todo es que los “medios de comunicación”, una y ota vez nos atemorizan con éstas “increíbles producciones emergentes” de las que España ha de defenderse, cuando la verdad es que quien controla el mercado es nuestro país, y que quién debiera poner precio al producto deberíamos ser nosotros.

Pero ya lo dije en otro post: “El olivar español tiene al enemigo en casa”. Así que: “El que tenga oidos, que oiga. Mateo 13:1-9.”

Otro cuento chino: “¡Que vienen los chinos!”

Sierra Mágina

Olivar tradicional en pendiente en Sierra Mágina

Con respecto a las noticias del sector del aceite y su debacle definitiva, está uno ya como Santo Tomás, que si no toca no cree. Y es que no paran de salir informaciones con el objetivo de crear un escenario de superproducción de aceite y bajo consumo. El objetivo último de éstas informaciones es que los precios en origen se mantengan en niveles de ruina como estos años pasados. Éste año un poco mejores debido a la bajísima producción que se ha registrado esta campaña.

Y es que los especuladores hace mucho tiempo que se instalaron en el mercado del aceite, manejando los precios y los medios a su antojo.

Con todo esto me estoy refiriendo a la noticia aparecida en el diario “El Mundo”, tan dado a las conspiraciones, el día 11 de enero de 2013. Bajo el titular: “China se lanza a producir su propio aceite de oliva” y con la amenazante foto de un señor con chaqueta, ya entrado en años, empuñando una vara y sacudiéndole a una oliva, vienen a augurarnos, una vez más, una pronta ruina. Esta ruina sería a causa de los bajos precios de la mano de obra en el país asiático, el agua abundante y el cultivo ya, dicen ellos, de 136.000 hectáreas de olivar en producción. Una ruina por otra parte que no hace falta que nos la traigan los chinos, porque con la actual estructura del mercado la sufrimos año tras año. Pero parece que todavía quieren despeñar aún más los precios de vergüenza que se vienen sufriendo en el sector.

Si buscamos en Internet las cifras y razonamientos del artículo, vemos que han corrido como la pólvora por la red en un copia y pega incesante, extendiendo el pánico por todos los rincones del ciberespacio.

Pues como uno lee a León Felipe, y como la palabra China lo primero que le trae a la memoria, aparte de la canción de Enrique y Ana:  “Super Disco Chino”, que uno ya tiene su edad, es la de los “cuentos chinos”, me pongo a investigar el tema. Llegando a la conclusión, tras ver los datos que publican los organismos oficiales, de que lo que nos avanzan los oráculos, es eso: Un Cuento Chino. El tiempo se encargará de darnos o quitarnos la razón.

Pero vamos a los datos. El dirario “El Mundo” saca su información de la “Revista Alcuza” que dice textualmente: ” Tales provincias […] cuentan con un marco incomparable en cuanto a clima, además, como consecuencia del deshielo de las montañas limítrofes, disponen de agua suficiente para que la totalidad de la producción incorpore riego por goteo.”

Bien, China no se lanza ahora a producir su aceite, lleva lanzada desde 1964, año en que se introdujeron 10.000 olivas de 5 variedades procedentes de Albania y Rusia. En éstos 48 años, la producción de aceite en China, de la que no existen cifras estadísticas fiables, es de 20 toneladas al año ( COI, 2010). Un 0,002% de la producción media de aceite de oliva en España.

Actualmente existen en China entre 33.000 y 40.000 hectáreas de olivar, no 136.000 como afirman en el periódico. Datos de: ” Los cultivos mediterráneos en China: El caso del olivar.” Universidad Politécnica de Madrid y Universidad de Melbourne. Julio de 2011.

En cuanto al “marco incomparable en cuanto clima”, es de cultura popular de aquel país está dominado a gran escala  por el Monzón Asiático, que trae como consecuencias:

Precipitaciones elevadas en verano

Que causan problemas sanitarios en hojas y frutos, asfixia radicular y problemas sanitarios en raíces.

Además son las responsables de la aparición de problemas nutricionales debido al excesivo lavado de nutrientes y reducción del cuajado de las flores debido a las elevadas precipitaciones durante la floración.

Inviernos secos y fríos en unas regiones

Que pueden provocar problemas de diferenciación de las estructuras de la flor en las yemas de la oliva y daños por heladas.

Temperaturas elevadas en invierno en otras

Que provocan la ausencia de las horas-frío necesarias en las zonas meridionales.

Así, que si me preguntan por un “marco incomparable en cuanto a clima”, yo, la verdad, prefiero Marbella.

En cuanto al suelo, mayoritariamente presenta texturas arcillosas, pH ácido y materia orgánica elevada en algunas regiones. Provocando asfixia radicular, problemas de toxicidad por liberación de elementos, como por ejemplo el aluminio e incremento del ataque de enfermedades del suelo.

En las regiones con materia orgánica  elevada, ésta provoca excesivo crecimiento vegetativo, que ocasiona problemas de aireación en las copas y las subsiguientes enfermedades.

Como también es sabido el olivo es una planta basófila que se desarrolla mejor en pH alcalino.

Así tras casi 50 años de cultivo, las producciones no son las esperadas. Por eso: “aunque China adquiera la tecnología y conocimiento del sector olivarero, es muy dudoso que llegue a ser autosuficiente en cuanto a la producción de aceite de oliva.” . De “El Mercado del aceite de oliva en China”. Informe del ICEX. Abril de 2012.

“Esto se debe a la climatología poco favorable al cultivo ( por las temporadas de lluvia en verano) y al déficit de tierras cultivables en un país con el 20% de la población y sólo el 7% de la superficie mundial cultivable.”  Mismo informe.

Así mismo,  siguiendo con este informe, se identifica: ” Una oportunidad importante para empresas españolas que quieran vender tecnología y conocimento del sector olivarero”, tratándose de uno de los mercados a pesar de los distintos problemas: “con mejores prespectivas de crecimiento y potencial del mundo.”

Pues como decía León Felipe:

Yo no sé muchas cosas, es verdad,

pero me han dormido con todos los cuentos…….

Y sé todos los cuentos.

Este último un ” Cuento Chino”, qué le vamos a hacer.