No era virgen

Aceite de oliva virgen extra

En las grandes superficies, y fuera de ellas, nada tiene que ver la etiqueta con lo que hay dentro.

 Muchos dirán a que viene el título del post y si no habrá cambiado la línea editorial del mismo hacia temas con más tirón que el aceite de oliva y las Sierras Giennenses.

Este título viene de una experiencia que mucha gente de esta provincia hemos sufrido al salir por cualquier motivo de ella y cuando hemos permanecido fuera de ella varios días, meses o años. Durante estos intervalos de tiempo fuera de nuestra tierra algunas veces el oro líquido al que estamos acostumbrados nos falta, bien porque se nos termina el que nos llevamos de casa, bien porque no preveemos que nos va a hacer falta y al final nos hace.

En éstos casos no nos queda más remedio que acudir a la gran superficie a surtirnos de tan necesario elemento para las gentes nacidas y criadas entre olivares. Y aquí es donde nos encontramos el dilema y donde comienza el problema.

Los que tenemos un mínimo conocimiento del tema automáticamente desechamos los “sabor suave” y “sabor intenso” y vamos directamente al “virgen extra”, con la esperanza de que la botella que compramos nos recuerde mínimamente el aceite al que estamos acostumbrados. Véase “El cuento del patito feo”

La última vez que me ocurrió fui a la gran superficie, y aunque no tenía gran variedad, opté por comprar el aparentemente mejor certificado y, ya de paso, el más caro. Ya digo, con la esperanza de que realmente todavía fuese un “virgen extra”.

La etiqueta, en teoría, no ofrecía lugar a dudas: “ Este lote ha sido analizado por un organismo reconocido por el COI (Consejo Oleícola Internacional) para garantizar que cumpla con todos los requisitos para ser denominado, Aceite de Oliva Virgen Extra”.  ¡Toma ya!.

Pero mi gozo en un pozo: ni virgen, ni extra…..¡¡¡lampante!!!. ¡Ahora vas y se lo echas a la pipirrana!

¿Qué es lo que pasó entonces? ¿El organismo certificador no funcionaba? ¿Fraude?. Pues no, simplemente desconocimiento del producto por parte de la marca que lo embotelló y del propio supermercado al almacenarlo y exponerlo.

Nadie que trate con el aceite de oliva virgen extra y que de verdad estime el producto lo envasaría en envases transparentes a los que les de la luz como fue el caso, tampoco los expondría en un lineal durante largo tiempo, ni lo tendría a las temperaturas  a las que se encuentran las grandes superficies.

Porque el aceite tiene tres grandes enemigos: La luz, la temperatura y el tiempo.

De todos es sabido que el aceite está vivo y que a lo largo de su vida evoluciona. A peor la mayoría de las veces.

Así un aceite de una campaña anterior, aún bien conservado, será de inferior calidad, a igualdad de condiciones, que un aceite de la última campaña.

También es sabido, o no, como estamos hartos de comprobar, que la excesiva temperatura y la luz deterioran el aceite, haciendo que el mejor virgen extra pase a ser el mejor de los lampantes.

Por ello recomiendo comprar el aceite directamente en las propias cooperativas o en tiendas especializadas y huir, como quien corre del diablo, de esas tiendas de souvenirs que se encuentran en muchas partes de nuestra provincia y fuera de ella y de las grandes superficies. En ambos casos se exhibe el aceite en envases transparentes colocados en los escaparates como reclamo  o en lineales. Y en los que la luz, bien del sol, bien de la iluminación del establecimiento, lo castiga ininterrumpidamente. De hacerlo así observaréis una gran diferencia entre lo que muchos creíais que era un virgen extra y lo que en realidad lo es.

Porque la virginidad, como todo el mundo sabe, es una cosa que se pierde rápidamente y casi sin darse cuenta.

Y si lo que queréis es un aceite de nota, y que sea un verdadero lujo para los sentidos aquí os dejo los “Aceites Jaén Selección 2014”:

  • “Oro Bailén Reserva Familiar”, de Galgón 99 (Villanueva de la Reina)
  • “Claramunt Extra Virgin”, de Olivar de la Monja (Baeza)
  • “Nobleza del Sur Centenarium Premium”, de Aceites Castellar (Castellar)
  • “Castillo de Canena Royal Temprano”, de Castillo de Canena. Olivejuice (Canena)
  • “Dominus Cosecha Temprana”, de Monva (Mancha Real)
  • “Cortijo Spiritu Santo”, de El Trujal de la Loma (Úbeda);
  • “Bravoleum Selección Especial de Hacienda el Palo”, de Explotaciones Jame (Villargordo).
Anuncios

12 pensamientos en “No era virgen

  1. Y no hace falta irse muy lejos para encontrarse una situación similar. Hace un mes en un hotel de Baeza encontré que en el comedor había diversas botellas de aceite para degustación; alguno de esos aceites había hasta perdido el color, no quiero pensar en el sabor porque ni me atreví a “degustarlos”. Y qué decir de las monodosis… vamos frescos si pensábamos que la prohibición de aceiteras iba a ayudar que se pusiera un aceite de calidad en los establecimientos; en contados casos me han puesto para la tostada un aceite decente. Y todo esto en Jaén.

  2. Doy cursos de cata y compró en grandes superficies aceites de distintas variedades.
    Estoy de acuerdo contigo y se puede decir que botellas de 7 € el medio litro, por lo que sea, cuando llegan al consumidor no son Virgen Extra. Eso pasa aquí en Jaén, “Paraíso del lampante base 1º “.

  3. El envasado y la conservación de los Aceites de Oliva también forma parte de la cultura del Aceite de Oliva que todavía no tenemos arraigada. Hay mucho por hacer, y artículos como este son un granito de arena más para informar orientar a los consumidores.

  4. Al hilo de este artículo, y del otro en el que comentabas que todos pensábamos que el mejor aceite es el nuestra cooperativa. Os informo que el aceite de la Sierra de Segura comercializado por OLIVAR DE SEGURA Cooperativa de 2º grado. esta en los lineales del El Corte Ingles y en Carrefour, desde hace bastantes años. Nos informaban en mi coop. que este año se habían comercializado sobre 3,5 millones de Kl. nos falta dar el paso de utilizar la Denominación de Origen y sacar el valor añadido. Así que cuando estemos fuera podemos comprar “Olivar de Segura” que supongo que al menos en el momento de envasado tendrá parámetros de virgen extra.

    • Tú lo has dicho, en el momento del envasado. Hay que luchar porque la conservación del aceite sea la correcta y hay que dar la vara a las grandes superficies para que lo hagan. Para eso también tenemos que cambiar los envases de PET y vidrio transparentes por otros opacos con el fin de que se conserve bien el mayor tiempo posible.
      Gracias por tu comentario.

  5. Pingback: Aceiteras rellenables | Aceituna y aceite

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s