Aceituneros

Aceituneros

De una noche a otra, los cajeros de los bancos guardan los enseres de los “aceituneros” llegados de otras tierras.

“Andaluces de Jaén, aceituneros altivos…..” reza la poesía del eterno Miguel Hernández “Aceituneros”. Miguel Hernández, el poeta de Orihuela, ”su pueblo y el mío”, a pesar de no ser de ésta tierra se sensibilizó rápidamente con la realidad de los trabajadores del inmenso mar de olivos.

Como todo el mundo sabe casó Miguel con Josefina Manresa, natural de Quesada, dónde 72 años después de su muerte ha regresado su legado y donde compartirá museo con el también eterno Rafael Zabaleta. Ambos genios comparten una forma realista y cruda de retratar a la gente del campo de nuestra  provincia, que en el museo que se inaugurará en Quesada se complementarán perfectamente dando una imagen fidedigna del campesinado jiennense de principios y mediados del siglo pasado.

Por lo pronto ya hay página web para el museo de Miguel Hernández  y sede desde hace tiempo para el de Rafael Zabaleta, cuya visita es un “must” para cualquier amante de la pintura y de la historia y realidad de nuestra provincia que se precie.

Viene éste alegato no por el reconocimiento que ambas figuras se merecen, tanto por el valor de su expresión artística, como por el gran servicio que han prestado dando a conocer nuestra provincia por todo el mundo, sino porque la realidad que en su día retrataron hoy se repite a causa de la crisis en las familias más necesitadas de nuestra provincia. Realidad que se ceba en mucha mayor medida con la población inmigrante que con motivo de la recogida de la aceituna nos visita.

Éste caso es especialmente sangrante en la ciudad de Úbeda, Patrimonio de la Humanidad, y que de seguir así puede que en un futuro se convierta  en  Patrimonio de la Inhumanidad. Porque la estampa que podemos ver en sus calles clama al cielo. Cientos de personas durmiendo en cajeros de bancos y en pasajes de la ciudad atendidos por la solidaridad de los vecinos, mientras que desde las distintas instancias políticas se sigue ignorando  realidad y el sufrimiento de éstas personas.

Aquellos aceituneros de “tantos siglos de aceituna, los pies y las manos presos…” hoy tienen un color de piel distinto, pero en sus caras podemos observar el mismo sufrimiento y desamparo. Años después el envoltorio cambia, pero la miseria se ceba siempre con el más indefenso y nuestras sociedades de smartphones e Internet  conviven con la misma miseria de hace siglos.

Así que, una vez más, hacer un llamamiento para que los políticos resuelvan los problemas de los ciudadanos. Que éstos muchachos venidos de muchas veces no se sabe dónde también lo son. Y para que no se deje en manos de la caridad y la buena fe de los vecinos de ésta ciudad lo que debería ser competencia de los Servicios Sociales. Servicios Sociales que de una forma soterrada se están eliminando en nuestro país, cambiando la “justica social” por la “caridad”, y que nos traen recuerdos de unos tiempos que hace tiempo deberían haber pasado para no volver.

P.D. Mi más sincero reconocimiento y admiración a las personas que en los comedores o en los pasajes de ésta ciudad desinteresadamente se preocupan por éstas personas y hacen que su día a día sea más llevadero, haciendo que la antigua “caridad” se esté transformando cada vez más en “solidaridad”.

Anuncios

3 pensamientos en “Aceituneros

  1. Pues sí una actividad que no mejora a la sociedad, ni a las personas concretas, sino a una minoría y pone en peligro el bienestar de generaciones venideras, pues qué te diría yo. Vaya una servidumbre medieval que genera…..y no sigo, que digo cosas que suenan poco educadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s