Herederos de Delibes

LARREADIO

Una mula, una carreta, un emisor de FM, micrófonos y mucho camino por delante.
Fuente: larreadio.com

“Una mula, una carreta, un emisor de FM, micrófonos y mucho camino por delante”, así se encabeza la página web del proyecto “Larreadio” que gracias a la recomendación de un familar descubrí por suerte un día de ardua navegación por Internet. Como siempre la gente joven sorprende por sus iniciativas y creatividad.

Este grupo de jóvenes viajan con su mula Café y su carro por la Sierra Sur de Jaén, aunque parece que quieren  hacerlo extensible a  las Sierras de Mágina y Cazorla, supongo que por la buena aceptación de la iniciativa.

En cada pueblo graban unos programas de radio entrevistando a  la gente del lugar, recogiendo los últimos testimonios de una Cultura y unas gentes que desaparecen. Son los últimos testigos de la Cultura Rural, la “gente del campo” de nuestra provincia. Una Cultura Rural que se va desvaneciendo en el tiempo cada vez que una de éstas personas desaparece.

Son nuestros mayores gentes que vivieron en relación íntima con el campo, para los que cada rincón de los campos y de las Sierras tenía su nombre y cada árbol singular guardaba miles de historias. Ellos dieron significado al Campo y el Campo quedará huérfano cuando ellos no estén. Los lugares quedarán sin historia, anónimos y vacíos.  Son los últimos representantes de “la vida ocupada”, en la que en cada momento siempre había algo que hacer y para los que la “cultura del ocio” no existía.

Su vida, como en El Señor de los Anillos, se circunscribía a la Comarca, de la que se salía para ir al médico o hacer la mili. Fueron tiempos de miseria y penurias para nuestra gente y nuestra provincia. Nuestros mayores son los últimos testigos de una Cultura Rural que duró 30 siglos y que atesoraba saberes y formas de hacer que se transmitían de generación en generación y que han sido suprimidas de un plumazo por la mecanización y “el progreso”.

Ellos son los guardianes de las palabras. Palabras, que en un futuro, para cualquiera que las lea, necesitarán una nota aclaratoria al pie: “albarda”, “albardón”, “anterrollo”, “ubio”, “horca”…….Mientras, el progreso sigue su marcha, generando una burbuja tras otra y una crisis tras otra.

Ahora no se habla al calor de la lumbre, ni “sentados al fresco” de la calle de las últimas noticias del pueblo, sino que hablamos de una prima que no conocemos: “la de riesgo” y de unas economías que no entendemos y que no nos entienden.

Leo que la nueva “Ley de Material Reproductivo de las plantas” elaborada por la UE prohíbe la venta y reproducción de semillas tradicionales y autóctonas.  Bajo la nueva ley,  será ilegal cultivar, reproducir o comercializar cualquier semilla vegetal o árbol que no haya sido probado y aprobado por una nueva “Agencia de Variedades Vegetales de la UE”, que va a elaborar una lista con las plantas autorizadas.

Después de grandes protestas por parte de consumidores, bancos de semillas, agricultores y algunos gobiernos de la UE, se ha logrado que jardineros y pequeños productores se provean de semillas u hortalizas no aprobadas y que puedan guardar e intercambiar semillas sin que esto infrinja la ley.

Desaparece una Cultura Humana y es reemplazada por burócratas e intereses de grandes multinacionales, que, curiosamente, no ponen freno a los alimentos  transgénicos ni obligan a su etiquetado.

Recuerdo los versos de Neruda en “Aquí me quedo”:

y que los que se creen prisioneros

se vayan lejos con su melodía

siempre los ricos fueron extranjeros

que se vayan a Miami con sus tías.

Anuncios

5 pensamientos en “Herederos de Delibes

  1. Muy buen artículo, fiel reflejo una sociedad que lo fue y que hoy ha desaparecido.
    Nostalgia y recuerdos de una infancia que, a pesar de las miserias de la época, anhelo con mucha satisfacción.
    Con más personas de bien, trabajadoras, honestas y honradas y menos burócratas y tecnócratas seguramente el presente y el futuro fueran mejor.
    Pongamos cada uno nuestro granito de arena.

    • Yo no lo habría dicho mejor. Es hora de pensar en el ser humano y en las relaciones personales antes de que el aparato burocrático acabe con todo. Y es hora de pedir honradez y trabajo, como tú dices, a nuestros gobernantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s